Fotos vemos, historias no sabemos

Fotos vemos, historias no sabemos

Nunca he sido fotógrafo de periodismo, pero ha de ser interesante.  Lo que sí les puedo contar es la experiencia que tuve con la toma de posesión del actual presidente de la República de Guatemala hace algunos años.

Bueno, uno se tiene que convertir en algo más que fotógrafo en un lugar como esos, pues se requiere más que habilidad con el uso de la cámara.  Algo de soldado, atleta de alto rendimiento y diplomático es una buena mezcla para llevar a feliz término un “assignment” de ese tipo.  Tuve la gran oportunidad de ser el fotógrafo privado para el mandatario y estar parado cerca a personas que nunca habías visto, sino en la televisión o los diarios, inmediatamente te provoca una sensación extraña; como si la historia se estuviera escribiendo justo en frente de tus ojos.

 

Photo Eduardo Quintero
Presidente Morales junto al Vice Presidente de los Estados Unidos mientras se saludaban previo a una reunión                             Photo Eduardo Quintero

 

La experiencia me dejó varias lecciones que quisiera compartir con ustedes:

Un fotógrafo que cubre este tipo de eventos facilmente se puede convertir en seguidor de otro u otros fotógrafos con mas experiencia y terminas haciendo casi el Copy-Paste de otro colega.  Me di cuenta que los fotógrafos iban y venían detrás de las altas personalidades casi sin pensar sus movimientos.  Disparaban sus cámaras como metralletas en fuego cruzado. Quizá el 1% o menos del material tenía sentido, pero mucho menos de ese porcentaje realmente contaba la historia de una manera diferente. Una historia más humana, sensible a los sentimientos y no solamente al factor sensacional.  La idea es aprender a ver.  Ver lo oculto en la carrera del momento. Valorar la oportunidad de ver a tanta gente reunida en un mismo lugar me pareció sumamente enriquecedor (nos gusten sus posturas políticas o no).

Por espacio no puedo compartir todas las fotos que quisiera pero pude fotografiar a 5 ex vice mandatarios en una misma fila del Palacio Nacional de La Cultura en Ciudad de Guatemala.  A mí me pareció increíble y no me arrepiento de haberle invertido el tiempo suficiente a esa fotografía en particular.  Quizá nunca nadie la vería, pero para mí es invaluable.

Un trabajo de este tipo automáticamente te hace pensar que tu lente más útil será un 70/200 o un 300 fijo o incluso un 400.  Para nada.  Me encantó estar cerca de las personas y poder casi chocarme con ellas.  Ya que tuve ese privilegio lo aproveché y obtuve unas fotos muy significativas, como el momento en que pude apreciar a los vicepresidentes de Cuba y los Estados Unidos estrechando su mano y sonriéndose uno al otro.  Pero a mi lado, tenía al Rey de España (que para esa fecha ya había cedido la corona a su Hijo).  Mi consejo, si tienes la oportunidad de un trabajo así, es que trates de trabajar tan cerca como puedas y observar el entorno, ya que en una misma foto pueden hallarse personas que dificilmente las volverás a ver juntas.

interesante poder ver a los protagonistas de esta fotografía, los que están en la “linea de foco” y el papel de ellos en el escenario político.          Photo Eduardo Quintero

 

Gánate el respeto de los mandatarios.  Jeje, hablo en serio.  Recuerdo estar frente a varios mandatarios y me pareció verlos cómodos conmigo a la par cuando les dejé saber que no me interesaba incomodarlos o ridiculizarlos con mis fotografías.  Poco a poco casi pude ver como me abrían un espacio para que yo fuera parte de la conversación.  Si no lo creen, pues no hay problema.  Así sucedió.  Toma menos fotos, pero tómalas bien.  La gente nota tu forma de trabajar.  Se educado, intuitivo y capaz de pasar desapercibido.

Momentos antes de la entrega de la banda presidencial al nuevo mandatario                                                                                                     Photo Eduardo Quintero

 

Photo Eduardo Quintero
Photo Eduardo Quintero

 

Vice Presidente Cubano junto a los mandatarios guatemaltecos                                                                                                                                Photo Eduardo Quintero

 

No se puede ir a un evento de este tipo sin entender por ultimo esto: Tu cámara y experiencia definen la calidad de tus imágenes pero tu carácter define el estilo de las mismas.

Nos vemos pronto,

Eduardo -Lalo- Quintero

 

Previous post
¿Debo trabajar de gratis?
Next post
La mejor cámara

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
SHARE

Fotos vemos, historias no sabemos