Consejos para un fotógrafo de eventos – Parte II

Consejos para un fotógrafo de eventos – Parte II

“Hombre prevenido, vale por dos”.  “Más vale prevenir, que lamentar”.  

Son refranes populares muy valiosos para un fotógrafo de eventos. Así que continúo esta semana compartiendo una serie de consejos de cosas a realizar antes de la cobertura de un evento, para llegar bien preparados y poder realizar el trabajo de la mejor manera y sin contratiempos.

Generalmente al fotógrafo lo contratan de 8 a 10 meses antes del evento. Y después de transcurrido el tiempo, puede ser que algunos de los planes iniciales hayan cambiado.   Por lo tanto recomiendo 3 ó 4 días antes del evento llamar al cliente para confirmar los lugares y horarios. En una de estas llamadas, literalmente una cliente me dijo: “Ah, qué bueno que me marcó, porque se me había olvidado avisarle que la Misa de boda ya no es a las 5 PM, sino que se adelantó a las 4 PM”.     Si no hubiera yo llamado, me hubiera presentado casi a la mitad o en los últimos minutos de la Misa.

Un día antes del evento (sí, tiene que ser un día antes. No el mismo día.)

Prepara todo el equipo que vas a utilizar.   Preferiblemente siguiendo un checklist con las cosas que debes revisar y llevar en tu maletín, para así no olvidar nada. Acá un ejemplo:

  • Cámara principal.
  • Cámara de respaldo. (Nunca cubras un evento sin una segunda cámara de back up. Ya en dos ocasiones esto me ha salvado de una situación desastrosa. Nunca se sabe cuando un equipo electrónico pueda fallar. Son impredecibles).
  • Objetivos (lentes).
  • Flashes (Sí, en plural. También hay que llevar un Flash de back up).
  • Memorias.
  • Baterías para las cámaras.
  • Baterías para los flashes.

    Revisa bien tu equipo y verifica que llevas todo lo que necesitas para la cobertura del evento.

Aunque parezca algo exagerado, nunca está de más también llevar en forma impresa o en el celular, el Contrato de Servicio para cualquier consulta urgente en el momento. Me ha servido para verificar:

  • Lugar de la Misa / Ceremonia de la boda y hora de inicio.
  • Lugar de la Recepción.
  • Horario de cobertura acordado.
  • Nombre de los novios!! (Parece chiste, pero muchas veces uno solo platica con la novia quien es la que se encarga de contratar al fotógrafo, y uno conoce al novio hasta el día de la boda. Al menos debes de saber su nombre al llegar).
  • Números de contacto de los novios y/o Wedding Planner.

También es recomendable tener siempre a mano los números de contacto de otros colegas fotógrafos, en caso tengas una super urgencia de cualquier tipo, y tengas que solicitar algún apoyo.

Algunos otros consejos:

Asegúrate que tu equipo funcione! Y no necesariamente porque pudiera estar descompuesto, sino para verificar que sí llevas lo necesario.   Justo al momento de empacar el equipo en mi maletín siempre hago una fotografía de prueba. Esto me permite confirmar que la cámara sí funciona, sí tiene la batería y la memoria puesta. Y que el flash también funciona y tiene baterías frescas.

Respecto a las memorias de la cámaras. Asegúrate de llevar todas las memorias en blanco. Nunca debes de encontrarte en la necesidad de borrar o formatear una memoria en la mitad de un evento, con fotos de días previos.   De lo contrario, puedes encontrarte en la duda de: “Será que sí descargué estas fotos y les hice ya su copia de respaldo”.

Respecto a las baterías de los flashes.

Yo prefiero usar baterías recargables, en vez de baterías alcalinas. Prefiero empezar siempre con baterías que sé que tienen su carga completa y me van a alcanzar para cubrir una misa de boda o fiesta completa sin perder algún momento importante por tener que cambiar las baterías o perder una buena foto porque el flash no disparó .   Las baterías alcalinas también son muy buenas. Logró sacar de ellas cientos de disparos en mis flashes y el tiempo de reciclaje es bastante rápido. Pero al final creo que es más costoso estarlas comprando para cada evento por iniciar con baterías nuevas siempre.

Para sacar mejor provecho a las baterías recargables y alargar su vida

Recomiendo darles la misma cantidad de ciclos de recarga a cada juego de 4 baterías que usa el flash. Para ello rotulo cada batería con un pequeño número para identificarlas. También para alargar su vida, uso un cargador de carga lenta (8-10 horas). Aunque también tengo uno de carga rápida (2 horas) en caso tenga que recargar algunas de forma rápida por alguna emergencia.

En la próxima semana estaré compartiendo consejos para tomar en cuenta durante se realiza  la cobertura del evento y cerraré esta serie en la última semana del mes con tips y cosas a realizar después de haber realizado la cobertura.

Me gustaría que dejaran en la sección de comentarios de este blog sus opiniones sobre los consejos compartidos y si tienen en mente algún tema en específico que les gustaría que mencione en las futuras publicaciones.

Previous post
Consejos para un fotógrafo de eventos - Parte I
Next post
Consejos para un fotógrafo de eventos - Parte III

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
SHARE

Consejos para un fotógrafo de eventos – Parte II